Prueba y opinión sobre colchones

Las medidas de almohadas ideales según tu forma de dormir

<p>
    <s

Metodología

Hemos evaluado los productos de esta página en base a 34 criterios imprescindibles para el descanso. Aquí puedes obtener más información acerca de nuestros procesos de prueba. Nuestro buscador te ayudará a encontrar tu colchón perfecto.

rong>Independencia editorial</strong>
</p>
<p>
Nuestros expertos se esfuerzan por ser honestos y precisos. Seguimos el código de práctica de los redactores de IPSO.
</p>

Independencia editorial

Nuestros expertos se esfuerzan por ser honestos y precisos. Seguimos el código de práctica de los redactores de IPSO.

Pruebadecolchones es apoyado por sus lectores. Es posible que ganemos una comisión a través de productos comprados mediante enlaces en esta página. Descubre sobre nuestro proceso aquí

No me cansaré de decirlo: dormir es un arte que requiere la armonía de muchos elementos.

No basta con tener un colchón cómodo, una cama amplia, ni un ambiente relajante -aunque todo esto sea imprescindible-. ​🤨

Necesitamos muchas otras cosas que deberás tener en cuenta aparte, como una buena ropa de cama y, por supuesto, la almohada indicada.

Puede que creas que todas las almohadas son iguales o funcionan de la misma forma, pero no.

 Existe la almohada alta, la almohada estándar, la almohada de firmeza media, almohada de firmeza alta, la almohada de altura baja… ¿necesitas que siga contando?  🙃

Por no hablar de los materiales con las que están hechas las almohadas: existe la de viscogel, la de relleno de fibra hueca siliconada y un largo etcétera de posibilidades.

En fin, demasiadas opciones y muy poca información al respecto. 🧐

Las características de la almohada que preside tu cama pueden definir si descansas bien o te levantas peor de lo que te acostaste, ¡hasta puede ayudarte a activarla circulación sanguínea!

El diseño, el relleno, el color de la cubierta, todo aporta o niega en tu descanso cuando hablamos de la almohada.

Una de las principales características a la hora de seleccionar la almohada indicada reside en el tamaño. En este punto, todo puede parecer relativo. Incluso pensaras que cada uno decide la que prefiere.

Pero lo ideal es considerar que, igual que no todos somos iguales, las camas tampoco lo son y por ello, se necesita una almohada particular en cada caso.

En este artículo te explicamos cómo debes considerar las medidas de almohadas ¿Cuál elegir para dormir como un bebé?

Acompáñame a identificar la mejor opción para tu cama, cuerpo y necesidades.

No pierdas más tiempo en revisar las opciones porque lo ideal es que tomes una decisión con suficiente información.

En este sentido, te traigo una guía efectiva que deberás complementar con tus preferencias particulares acerca de la almohada.

¡Estoy aquí para ayudarte también a la hora de elegir tus mejores productos de descanso!​😃

Las mejores características para una almohada en función de tus necesidades

La mejor medida almohada

Imagen cortesía de Unsplash.com

A la hora de dormir adecuadamente, siempre es importante pensar en el tipo de almohada que necesitamos.

Elegir la almohada correcta conlleva un esfuerzo informativo, pero lo agradecerás cada mañana cuando te despiertes. ​😉

Fíjate bien, una buena almohada debe presentar las siguientes características:

  • Material suave al tacto. Recuerda que el rostro estará en contacto directo con la almohada durante tu sueño. Cuanto más suave sea el material de elaboración, menor será el roce y el efecto sobre la piel de la cara.
  • Colores suaves. Puede que prefieras colores fuertes, subidos de tono y con alguna figura en particular, pero para descansar necesitas que la almohada esté elaborada en colores suaves, preferiblemente en tonos pastel. De esta forma ayudas a tu cuerpo a entrar en tiempo de descanso, ya que un color oscuro no será de gran ayuda al conciliar el sueño; por el contrario, los colores tenues y preferiblemente sin estampados te ayudan a dormir.
  • Forma adaptada al cuerpo. Existen diferentes tipos de almohadas. Algunas son para apoyar la cabeza, otras sirven de soporte para algunas partes del cuerpo como el vientre para las embarazadas o las piernas para las personas que duermen de lado. En todo caso, debes decidir para qué quieres la almohada y comprar la que más te convenga.
  • El material de confección. En este caso, la variedad también es considerable. Lo recomendable es que escojas un material que no te genere alergia y que sea suave al tacto. Preferiblemente almohadas elaboradas en un solo molde compacto, que sea firme pero que se adapte con facilidad a los contornos del cuerpo. Es decir, que sea una almohada ergonómica. En este grupo también las hay de todo tipo de composiciones: principalmente almohadas viscoelásticas, almohadas de fibra o almohadas rellenas de componentes naturales.

Lo importante es que pienses un poco en tus gustos y necesidades especiales en caso de tenerlas -como el embarazo, el sobrepeso o alergias, entre otros ejemplos-.

Una almohada estándar puede parecerte muy pequeña o muy grande, la cuestión es que debes reconocer la enorme variedad que vas a encontrar en el mercado antes de tomar tu decisión y, si te permiten probar el producto antes de comprarlo, mucho mejor ​😉.

¿Porqué son importantes las medidas de la almohada que vas a utilizar cada noche?

Como te decía, dormir es una cuestión tan relevante que exige la combinación perfecta de muchos productos y circunstancias, como la ropa de cama, las sabanas o el ambiente que te rodea. 🕯️

Todo debe estar dispuesto para que tu descanso sea efectivo, y para dormir profundamente necesitamos la almohada adecuada.

Imagina una cama individual y una almohada demasiado grande o pequeña: esto es tirar el descanso por la borda y, por tanto, empeorar tu salud.

Es fundamental tener en cuenta las medidas a la hora de elegir almohada. 📏

Y uno de los factores que más influyen en esto es la posición en la que duermes, esencial para identificar no el tipo y el tamaño de almohada que deberías estar utilizando.

Por ejemplo, si duermes boca arriba, tu almohada debe servir de soporte para tu cuello y cabeza. ​💆‍♂️

Esto implica un tamaño diferente a si duermes de costado o boca abajo:

En el primer caso, lo adecuado es una almohada larga para compensar la posición, mientras que en la segunda opción se requiere de un soporte pequeño para que la columna vertebral mantenga su alineación.

Como ves, son muchas las opciones que debes considerar y por las que es importante que determines la medida ideal de tu almohada.

Lo esencial cuando te hablo de dormir es que es una cuestión muy personal: tú decides qué tamaño, forma y disposición deben tener los productos para descansar. ​😉

Por ejemplo, debes prestar especial atención si sufres de alguna condición particular que te obliga a colocar tu cabeza de determinada forma. Para eso, el tipo y medida de la almohada que elijas debe basarse en alguna indicación profesional, bien de tu médico o de un especialista en fisioterapia.

Como ves, elegir almohada es sencillo, pero debes tener en cuenta diversas cuestiones.

¿Sabías que puedes comprar una almohada a medida?

Las almohadas son un producto genérico con medidas estandarizadas, es decir, todas son parecidas.

Sin embargo, existen algunas empresas especializadas que fabrican diferentes tipos y medidas de almohadas en función de tus peticiones.

Por ejemplo, las almohadas Bedland son particularmente extensas en sus posibilidades. Algunos de sus almacenes cuentan con una disponibilidad impresionante de medidas almohadas.

Quédate con esta información por si la necesitas en un futuro: existen almohadas estándar y opciones especializadas. 

Luego están también las almohadas ergonómicas que tienen medidas muy particulares.

Decide las medidas de tu almohada perfecta

Medidas Almohadas

Imagen cortesía de Unsplash.com

El tamaño de tu cama define lo que puedes poner en ella, eso está claro.

Imagina la cuna del bebé con una almohada larga. Lógicamente no es lo más indicado ni tiene sentido, ¡cada cama debe tener su tamaño exacto de almohada!

Por tanto, primero debes pensar cuál es el tamaño de tu cama y la cantidad de almohadas que quieres colocar sobre ella.

Ten en cuenta esto que para una cuna o moisés, el tamaño adecuado siempre será el del ancho del mueble.

¿Por qué? Pues porque la idea es que el bebé cuente con un soporte en todo el espacio disponible.  ​👶

En cambio, si en tu cama individual debes dar soporte a alguna zona específica de tu cuerpo, la medida de la almohada nunca será mayor a la medida de esa zona en particular.

Medidas generales de las almohadas

Como sabrás, existen algunas medidas estandarizadas para las almohadas.

Una media bastante habitual es la de 90 cm de ancho. ​📏

La razón es que la mayoría de las camas individuales utilizan colchones con esa medida de ancho.

Esto te da una idea del promedio para las almohadas en cualquier otro tipo de cama porque define la media por persona; es decir, dónde pueda sentirse cómoda una persona utilizando una almohada.

Teniendo en cuenta la correlación entre las medidas de la almohada y el ancho del colchón, en camas matrimoniales puede darse el caso de una almohada larga de 180 cm, una medida opcional y poco común, pero que existe.

Por otra parte, también existe la almohada decorativa, que no presenta efectos prácticos para tu descanso pero que le da un toque estético a la habitación según tus gustos. ​🌻

Y es que, en muchos casos las almohadas funcionan como un elemento de la decoración y son retiradas una vez que se va a la cama: en ese momento sólo quedaran las que se adapten a las necesidades de descanso de cada persona

En cuanto a las medidas de la almohada respecto a la altura, también serán relativas, porque dependerán de nuevo de las necesidades y de los gustos de cada cual.

De hecho, muchas personas necesitan una almohada alta para ofrecer un soporte particular, aunque la media general es de 45 cm. ​📐

Medidas para almohadas según su diseño, ¿tú qué prefieres?

Medida almohada adecuada

Imagen cortesía de Pexels.es

Llegados a este punto voy a ofrecerte una visión panorámica de las almohadas especiales, que se diferencian de las medidas estándar de 90 cm x 45 cm.

Como te he comentado antes, ésta es la medida adecuada para toda cama, tanto individual como matrimonial, ya que es cómoda para la mayoría de personas.

A continuación, te presento otras medidas de almohadas para circunstancias específicas. ¡Toma nota por si te encuentras en alguna de estas situaciones o crees que necesitas una almohada a medida! ✍️

Almohada de apoyo de 65 cm de altura

Se trata de una almohada de medidas peculiares para una sola persona que, si bien es pequeña, está diseñada para el descanso del área cervical.

Muchas personas tienen problemas de columna vertebral precisamente en esta área y requieren de un descanso particular.

Mantiene el contorno del cuello en una posición recta y se ha diseñado para dormir boca arriba. 🛌

El material de elaboración debe ser firme, por lo que debes tener en cuenta que esta medida de almohada es un poco dura.

De hecho, es firme incluso en opciones fabricadas con fibra, látex o espumas viscoelásticas, pese a que cada una de alternativas presenta diferencias en textura y comodidad.

Esto es muy importante, porque la almohada de esta medida es terapéutica y debes mantener una determinada postura, por eso debe ser lo más cómoda posible y estar elaborada con materiales específicos.

También es importante que eliminen el efecto de la electricidad estática que se produce con el roce. Esta sensación es sumamente molesta e impide un descanso adecuado. ⚡️

Almohadas para camas de 135 cm

Ésta es una cama matrimonial, y es amplia aunque existen medidas mayores.

La opción ideal para este tipo de dimensión es de 70 cm para cada miembro, aunque hay almohadas que ocupan el ancho completo de la cama porque se utiliza una sola pieza para los dos durmientes.

De esta forma, cada persona cuenta con suficiente área para descansar y no interrumpe a su pareja en su sueño.

Si te paras a pensarlo, es ligeramente más pequeña que la almohada estándar. La idea es que no causes problemas en el momento de girarte y colocar muy cerca tu almohada de tu pareja. 

Como siempre, puedes encontrar esta medida de almohada en materiales como almohada visco gel, viscoelástico, o fibra.

Almohadas para camas de 150 cm

En este caso, se mantiene el criterio anterior, pero como la cama es más ancha, la almohada puede ser ligeramente más grande. ​🛌🏼

Las opciones son de 75 cm, un poco más pequeña que la estándar, pero igualmente cómoda.

Ya que tienes un poco más de espacio, puedes utilizar una almohada un poco más grande. Pero siempre bajo la idea de no perturbar el sueño de tu pareja. 👬

Almohadas para camas de 90 cm

Estas camas se caracterizan por ser de uso individual, por lo que son ideales en el caso de los más jóvenes.

El descanso ideal lo condiciona una almohada que no supere el ancho del colchón, por lo que la medida suele ser de 80 cm.

Te recomiendo un poco menos de longitud que la del ancho total de la cama para que se amolde a ella y no se caiga por el peso.

Esta almohada también puede ser utilizada colocando dos piezas en camas matrimoniales de 160 cm, ya que ofrece suficiente apoyo y no interrumpe el sueño de la otra persona. 💑

La medida estándar para almohadas, la opción perfecta para casi todo el mundo

Medidas almohadas estándar

Imagen cortesía de Pexels.es

Como te comentaba, podemos hablar de productos normales cuando nos referimos a la almohada de 90 cm de largo, por 45 de alto. ☁️

Como ya sabrás, es la medida más común de las almohadas.

Se puede utilizar en camas individuales o, por duplicado, en camas de 180 cm de ancho. Son totalmente confortables, pero al mismo tiempo pueden generar alguna incomodidad en la pareja si ocupan demasiado espacio.

También se utilizan también para ofrecer soporte a las piernas y cintura en personas que duermen de costado.

Eso sí, no parece ser la mejor opción para personas que duermen boca abajo.

Almohadas fabricadas a medida, lo que necesitas si tienes algún problema al dormir

La variedad de medidas para almohadas es comparable con la cantidad de materiales para su elaboración.

Algunas empresas especializadas como Bedland y similares las fabrican bajo pedido, aunque incluso mantienen existencias de algunas dimensiones un poco extrañas. 🤨

Algunas medidas de almohada poco usuales son las que se diseñan para condiciones particulares. En camas para bebes hay una variedad notable por sus necesidades.

Por ejemplo, hay almohadas de 25 cm, diseñadas para portar al niño o darle de comer.

También existen otras medidas medidas de almohada, como la de 35 cm para colocar en los coches para ofrecerle un soporte adicional.

Normalmente es preferible una altura de 8 cm, ya que impiden el ahogo y son perfectas para la dimensión del pequeño.

El mantenimiento de tus almohadas, más allá de su medida

Mantén en buen estado tu almohada almohadas

Imagen cortesía de Pexels.es

Por último, mantener tus almohadas en una condición adecuada representa otro reto.

Por eso quiero darte algunas ideas para mantenerlas en estado óptimo: ​👌

No las dobles en ningún caso

Las almohadas grandes superiores a 90 cm son relativamente delicadas en cuanto a los dobleces a las que se someten.

Procura no doblarlas, porque terminaran adquiriendo un corte en la región donde las dobles. No se trata del material de elaboración sino de la dimensión misma de la almohada.

Lávalas con frecuencia

Las almohadas deber ser lavadas con frecuencia, ya que las manipulamos con habitualmente y esto hace que se ensucien más con facilidad.

Algunas almohadas las puedes lavar simplemente metiéndolas en tu máquina lavadora, esta es una ventaja, sobre todo si son pequeñas. 🧼

Guárdalas si son de decoración

Una buena recomendación para las almohadas decorativas es mantenerlas a resguardo en un lugar especialmente reservado a este objeto, de modo que cuando vayamos a dormir podamos guardarlas adecuadamente.

Como ves, las almohadas y sus medidas dan para mucho, pero tú tienes la última palabra.

Espero haberte ofrecido datos suficientes para tomar la mejor decisión sobre las medidas de las almohadas ¿Cuál vas a elegir? 😉