Prueba y opinión sobre colchones

Fases lunares y su relación con el sueño

<p>
    <s

Metodología

Hemos evaluado los productos de esta página en base a 34 criterios imprescindibles para el descanso. Aquí puedes obtener más información acerca de nuestros procesos de prueba. Nuestro buscador te ayudará a encontrar tu colchón perfecto.

rong>Independencia editorial</strong>
</p>
<p>
Nuestros expertos se esfuerzan por ser honestos y precisos. Seguimos el código de práctica de los redactores de IPSO.
</p>

Independencia editorial

Nuestros expertos se esfuerzan por ser honestos y precisos. Seguimos el código de práctica de los redactores de IPSO.

Pruebadecolchones es apoyado por sus lectores. Es posible que ganemos una comisión a través de productos comprados mediante enlaces en esta página. Descubre sobre nuestro proceso aquí

Las fases de la luna pueden afectar la calidad de tu sueño

Fases de la luna y su relación con el sueño

En las noches antes de la luna llena, la gente se acuesta más tarde y duerme menos, muestra un estudio

Desde la antigüedad, los seres humanos hemos asociado la luna 🌕 con fenómenos misteriosos e inexplicables, como cambios en nuestro humor y comportamiento. Sin embargo, estudios recientes 📊 indican que el satélite natural de nuestro planeta también podría afectar nuestro sueño 😴.

De hecho, una investigación publicada en la revista “Current Biology” encontró que durante las noches de luna llena, las personas tienden a dormir menos profundamente y tienen niveles más bajos de melatonina, una hormona que regula el sueño. Por otro lado, un estudio en “Sleep Medicine” no encontró ninguna relación entre las fases de la luna y la calidad del sueño, pero sin dudas es un hecho curioso que dediquemos tanto esfuerzo a estudiar estos fenómenos.

Más allá del sueño, algunos estudios también sugieren que la luna podría afectar otros aspectos de nuestra vida, como nuestra actividad física y mental. Por ejemplo, algunos expertos han encontrado una correlación entre las fases lunares y el comportamiento criminal, aunque los resultados son muy debatidos.

Aunque no está claro cómo exactamente la luna afecta nuestro comportamiento y nuestra salud, es indudable que el satélite natural de la Tierra tiene un impacto significativo sobre nuestras actividades diarias. De una manera mucho más clara, podemos decir que la luna regula nuestros sueños al oscurecer el cielo, lo que nos permite entrar en un estado de vigilia. Veamos a continuación lo que la ciencia ha descubierto a respecto. 

Luna llena y su impacto sobre el sueño

Fases de la luna y su relación con la calidad del sueño

Un estudio publicado en Science Advances en enero de 2021 encontró que los ciclos de sueño de las personas están relacionados con el ciclo lunar de 29,5 días. El estudio fue llevado a cabo por científicos de la Universidad de Washington, la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina y la Universidad de Yale, dirigidos por el catedrático de biología de la UW, Horacio de la Iglesia.

El estudio encontró que en los días previos a una luna llena, las personas se acuestan más tarde en la noche y duermen por períodos de tiempo más cortos. Este patrón se observó en entornos urbanos y rurales, desde comunidades indígenas en el norte de Argentina hasta estudiantes universitarios en Seattle. 🤷‍♂️ 

El patrón de sueño también se encontró en personas con y sin acceso a la electricidad, aunque era menos pronunciado en personas que viven en entornos urbanos.

Este estudio apunta a que el ciclo lunar puede tener un impacto en el sueño humano y que las variaciones en el sueño pueden ser independientes del acceso a la electricidad. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente el impacto del ciclo lunar en el sueño y cómo esto puede afectar nuestra salud y bienestar en general, lo que haremos será contarte lo que hasta ahora sugieren las investigaciones.

La ubicuidad del patrón puede indicar que nuestros ritmos circadianos naturales están de alguna manera sincronizados con las fases del ciclo lunar, o adaptados a ellas.  🤯 

“Vemos una clara modulación lunar del sueño, con una disminución del sueño y un inicio más tardío del sueño en los días que preceden a la luna llena”, dijo de la Iglesia. “Y aunque el efecto es más fuerte en las comunidades sin acceso a la electricidad, el efecto está presente en las comunidades con electricidad, incluidos los estudiantes universitarios de la Universidad de Washington”.

El equipo de investigadores llegó a esta conclusión después de rastrear los patrones de sueño de casi 100 personas en tres comunidades de Argentina durante un período de dos meses. Para recopilar los datos, se equipó a todos los participantes con monitores de muñeca que analizaban su patrón de sueño. El estudio encontró que las horas de sueño nocturno variaron entre 20 y más de 90 minutos a lo largo del ciclo lunar, y la hora de dormir varió entre 30 y 80 minutos, dependiendo de la comunidad.

¡Y lo más sorprendente 😮 es que los investigadores descubrieron que el patrón de sueño de las comunidades argentinas estudiadas cambiaba con el ciclo lunar! 🌕🌖🌗🌘🌑 Y cuando compararon estos hallazgos con el patrón de sueño de estudiantes universitarios de Seattle, ¡encontraron que también experimentaban las mismas oscilaciones según las fases lunares!

¿Cómo dormimos antes de la luna llena?

El equipo de investigación ha confirmado que las noches previas a la luna llena, donde los participantes durmieron menos y se acostaron más tarde, están relacionadas con la cantidad de luz natural disponible después del anochecer 🌙.

La luna creciente se vuelve cada vez más brillante a medida que avanza hacia la luna llena, y generalmente sale al final de la tarde o temprano en la noche, colocándola alta en el cielo durante la noche después de la puesta del sol 🌅.

Mientras tanto, en la segunda mitad de la fase de luna llena y las lunas menguantes, también emiten una luz significativa, pero en medio de la noche, ya que la luna sale muy tarde en esos puntos del ciclo lunar 🌘.

"Presumimos que los patrones que observamos son una adaptación innata que permitió a nuestros antepasados ​​aprovechar esta fuente natural de luz vespertina que se produjo en un momento específico durante el ciclo lunar", dijo el autor principal Leandro Casiraghi, investigador postdoctoral de la UW en el Departamento de Biología.

¡Increíble lo que el ciclo lunar puede afectar nuestro patrón de sueño! 🌕🌖🌗🌘🌑

La luz artificial es el enemigo del ciclo del sueño - Te explicamos por qué y qué hacer

La luz artificial es una parte fundamental de la vida moderna, pero su impacto en nuestro sueño puede ser perjudicial. 😴💡

En primer lugar, es importante saber que la luz artificial puede afectar el ritmo circadiano de nuestro cuerpo, que regula el sueño y la vigilia. Por ello, la exposición a la luz por la noche puede hacer que nos cueste más conciliar el sueño y permanecer dormidos. Además, la luz azul que emiten las pantallas de dispositivos electrónicos, como los teléfonos móviles, también puede afectar la producción de melatonina, lo que puede afectar negativamente la calidad del sueño. 📱💻

Por otro lado, la exposición a la luz artificial por la noche puede afectar nuestra salud general y nuestro bienestar, aumentando la ansiedad, el estrés y la depresión. Por tanto, es esencial reducir la exposición a la luz artificial durante la noche para mejorar nuestra calidad del sueño y nuestra salud en general. 💆‍♀️💆‍♂️

Para ello, podemos apagar las luces de la habitación antes de dormir, evitar el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarnos y mantener una habitación de sueño tranquila y oscura. También podemos utilizar cortinas opacas, máscaras de ojos y filtros de luz azul para reducir la exposición a la luz artificial y mejorar la calidad del sueño. 💤🌙

Que ni la luna ni la ciudad te impida dormir en este Senso G

Senso G Cool Smart

Senso G Cool Smart
  • Firmeza 5/10 
  • Muy fresco y transpirable 
  • 8 cm de viscoelástica con viscogel y sensación de nube  
  • Premio al mejor colchón para el verano

Toma en cuenta esto si vives en una ciudad muy iluminada

La exposición excesiva a la luz eléctrica, especialmente durante la noche, puede tener un efecto negativo en la calidad del sueño y en los ritmos circadianos del cuerpo. El ritmo circadiano es el reloj interno del cuerpo que regula el ciclo de sueño-vigilia y está influenciado por la luz y la oscuridad.

En las grandes ciudades donde hay luz las 24 horas del día, la exposición constante a la luz eléctrica puede interferir con el ritmo circadiano y reducir la producción de melatonina, incluso hasta puede afectar tu actividad cerebral.

Además, la luz azul emitida por dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras también puede tener un efecto negativo en la calidad del sueño al alterar sus patrones

Para mejorar la calidad del sueño, te recomendamos seguir estos sencillos consejos:

Limita la exposición a la luz artificial antes de dormir: Evita ver la televisión, usar tu teléfono o computadora antes de dormir, ya que estos dispositivos emiten luz azul que puede interferir con la producción de melatonina como te explicamos anteriormente. Si es necesario utilizar estos dispositivos, considera utilizar un filtro de luz azul o configurar la pantalla para que emita menos luz azul.

Mantén tu habitación oscura: Instala cortinas opacas para bloquear la luz que entra en tu habitación. Además, puedes usar antifaces para los ojos si la luz es muy intensa.

Utiliza iluminación adecuada: Utiliza bombillas de luz ámbar o de baja intensidad para las habitaciones que se utilizan antes de dormir. La luz ámbar no interfiere con la producción de melatonina y te ayudará a relajarte.

Crea un ambiente de sueño propicio: Mantén tu habitación fresca, tranquila y cómoda. Usa ropa de cama suave y cómoda, y una almohada que te permita descansar bien.

Establece una rutina de sueño regular: Trata de ir a la cama y despertarte a la misma hora todos los días. Esto ayudará a establecer un ritmo circadiano saludable y a mejorar la calidad del sueño.

Reduce el ruido: Si el ruido es un problema en tu ciudad, utiliza tapones para los oídos o una máquina de ruido blanco para bloquear el sonido.

Haz ejercicio regularmente: El ejercicio puede ayudar a reducir el estrés y a mejorar la calidad del sueño. Trata de hacer ejercicio con regularidad, pero evita hacerlo justo antes de dormir, ya que esto puede tener el efecto contrario.

Evita el alcohol y la cafeína: El alcohol y la cafeína pueden interferir con la calidad del sueño, por lo que es importante limitar su consumo o evitarlos por completo si tienes problemas para dormir.

Reduce el estrés: El estrés puede interferir con la calidad del sueño. Trata de reducir el estrés a través de técnicas de relajación como la meditación o el yoga. Te dejamos acá nuestro artículo Mindfulness y meditación para dormir profundamente.

Consulta a un médico: Si tienes problemas para dormir, habla con un médico. El insomnio puede ser un síntoma de otros problemas de salud, como la apnea del sueño o la depresión, y es fundamental abordar cualquier problema subyacente para mejorar la calidad del sueño.

Duerme en el mejor colchón posible: Aunque no tiene relación con la luz de tu ciudad, un buen colchón será tu mejor aliado para conciliar el sueño rápidamente y evitar que te despiertes durante la noche. Echa un vistazo a los colchones que hemos seleccionado para ti: